Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener información de sus hábitos de búsqueda e intentar mejorar la calidad de nuestros servicios y de la navegación por nuestra web. Si está de acuerdo haga clic en ACEPTAR o siga navegando.

Aceptar cookies

(Blog) Cuando el dinero es la única forma

dinero

Llevo muchos años viviendo situaciones familiares caóticas, inestables y llenas de sinsentidos. Sin embargo, aunque debería estar acostumbrada, sigo siendo un ser humano y es doloroso. Puede que menos que antes, porque vas convirtiéndote en una especie de “roca” que es difícil de romper, pero a veces puede romperse porque no es tan fuerte como, por ejemplo, un diamante.

Escrito por: Lidia Fuentes

Gracias a dios, llevo unos meses que mi situación económica ha mejorado bastante. Aparte del trabajo que estoy consiguiendo mantener, porque estoy realmente bien allí (siento como si fuera un puesto de trabajo hecho para mí), estoy yendo a psicólogos y psiquiatras de una mutua de salud (no son gratis, como los de la seguridad social), y ahora he contratado también los servicios de un abogado de pago (a través de una mutua, también, en este caso de defensa legal).    

 

Todas estas mejoras en mi vida, y digo mejoras porque estoy viendo rápidamente resultados positivos gracias a los diferentes servicios de pago que he adquirido, están llevándome a un estado de tranquilidad psicológica (y de rebote, física) que nunca antes había tenido, en mi edad adulta sobretodo. Parece que sea materialista, pero jamás habría pensado que a golpe de “talonario” todo sería tan diferente, tan fácil, si lo comparo con todo lo que tenía que hacer antes con servicios públicos gratuitos, de cara a mi salud y a la defensa de mis derechos en general.    

 

Teniendo un trastorno mental que es de por vida, como el que yo tengo, me he dado cuenta de que sin una defensa y un trato personalizados y de calidad no consigo mucho, o, por lo menos, lo que necesito. No pido mucho en la vida: poder estar con mi hijo, y que él esté conmigo, porque lo necesita y somos felices cuando estamos juntos. Para ello, sé que he de cuidarme, llevar una vida sana, tranquila, y asesorada y tratada por psicólogos y psiquiatras especialistas en mi trastorno. Llevo ya tiempo haciendo esto, pero todo tiene un precio, en este caso exclusivamente económico.

 

No sé si en otros países es tan claro como en España, tengo entendido que no, pero me ha quedado claro que serás bien defendido según la cantidad de dinero que tengas y que serás bien tratado según lo que aportes económicamente, también. Así parece funcionar todo. Como si tu motivación por mejorar las cosas fuera ponderada por si eres capaz de reunir una cantidad de dinero ‘x’ al mes. Yo no pienso así, pero nuestra sociedad parece pensar “tanto tienes, tanto vales”. Debemos saber jugar a este juego, porque por desgracia formamos parte de una sociedad materialista y, si saliéramos de ella, no seríamos más que unos “parias” para los demás, lo que conllevaría que aún seríamos peor tratados, defendidos y valorados en general.

¿Dónde estamos?

c/ Bac de Roda, 149
T. 93 303 50 97


Avinguda Josep
Tarradellas, 19-21
T. 93 289 24 30


c/ Indústria, 50
T. 93 210 24 19

Contacto

Oficinas Centrales
T. 93 452 04 67


Horario de atención
L-J 8.00-13.00h y 14.00-17.00h
V: 8.00-14.00h
Clubs Sociales de L a V de 14.30 a 19.30h


joia@fundaciojoia.org

delegacioprotecciodades@fundaciojoia.org